Alarmante escasez de conductores escolares en Carolina del Norte; ¿Cuál es la razón?

0

La escasez de conductores de autobuses escolares en el estado de Carolina del Norte ya llegó a un nivel alarmante.

Los estudiantes están teniendo una gran cantidad de problemas por llegar a tiempo a clases debido a la falta de transporte escolar.

La reducción sistemática en el presupuesto de las escuelas públicas por parte de los legisladores de Carolina del Norte ya está trayendo consecuencias.

Conductores del condado de Wake y miembros de la Asociación de Educadores de Carolina del Norte (NCAE) se reunieron para intentar solucionar el problema.

El jardín delantero de la legislatura estatal en Raleigh fue el lugar donde le exigieron a los legisladores que aprueben un presupuesto estatal para las escuelas públicas.

Además, esperan un aumento en el salario de los conductores de autobuses escolares y todos los empleados clasificados por un salario digno de al menos $15 por hora.

“Es importante que los estudiantes lleguen a la escuela a tiempo y no está sucediendo”, dijo Juneakcia Green, una conductora del condado de Wake.

“Nuestros autobuses se retrasan constantemente. Mis alumnos suelen llegar 20 minutos tarde a la escuela”, añadió.

Los condados de Mecklenburg, Guilford, Forsythe, Onslow, Durham, Robeson y Wake son donde se registra una mayor escasez de conductores.

“Esta es una escasez en todo el estado”, dijo Zac Campbell, un conductor de autobús escolar de Wake Co.

“Existe la responsabilidad del estado de arreglarlo. La Corte Suprema ha dicho que es responsabilidad del estado brindar una educación sólida y básica”, agregó.

En 2018, los legisladores estatales aprobaron un presupuesto que aumentó el salario mínimo a $15 por hora para todos los empleados, excepto los del distrito escolar.

“Los legisladores estatales podrían haber solucionado esta escasez si aprobaban presupuesto estatal hace dos meses, aumentado el pago de los conductores”, aseguró Green.

Los legisladores no esperan una resolución al problema hasta finales de septiembre, a pesar de tener un superávit de ingresos de 6,500 millones de dólares.

Por su parte, Kristin Beller, presidenta de Wake NCAE, comentó que “mucha gente piensa que un presupuesto estatal tardío está bien en Carolina del Norte porque no hay un cierre del gobierno”.

“Esto no es verdad. El status quo está perjudicando a nuestros estudiantes”, enfatizó.

Beller señaló que la escasez de personal en las escuelas públicas se extiende más allá de los viajes en autobús.

Abarca otros puestos como de maestros, enfermeras, consejeros escolares, trabajadores sociales escolares y psicólogos escolares.

La NCAE ha solicitado presupuesto estatal para pagarle a los educadores profesionales y mejoras en la infraestructura de las instalaciones escolares.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here