Atleta trans le gana a Lia Thomas en competencia femenina

0

El controversial debate sobre la inclusión de atletas transgénero en deportes femeninos se reaviva tras la victoria de otro nadador que está en la transición de mujer a hombre sobre Lia Thomas.

Thomas, nadador de la Universidad de Pensilvania, ha sido conocido por competir y pasar por encima de mujeres biológicas al estar dentro de competiciones femeninas siendo todavía un hombre biológico y por tanto, tener mucho más ventaja sobre sus rivales por aun tener capacidades masculinas en esta disciplina.

Ahora, este mismo caso ha dado un revés ya que otro atleta trans superó a Thomas en una competición en Filadefia, esta vez el triunfo fue una mujer que se siente “identificada” con el sexo masculino, lo que parecería una ironía por cómo se ha manejado el asunto de la justicia e igualdad en el ámbito deportivo.

Iszac Henig, con 20 años se declaró hombre transgénero desde el año pasado cuando se sometió a una cirugía de reafirmación de sexo en la parte superior de su cuerpo para extirparse los senos y lograr una apariencia más masculina, pero su proceso con testosterona fue retrasado para poder competir con el equipo femenino de la Universidad de Yale.

Tanto Henig como Thomas se enfrentaron en las 100 y 400 yardas libres femeninas, siendo la primera vencedora de la competición, además de establecer un nuevo récord dentro de varias categorías.

La nadadora revela que ser trans le trajo complejidades en la disciplina, pero decidió hacer caso omiso a ellas para seguir compitiendo.

«Como atleta estudiantil, salir del armario como un chico trans me puso en una posición extraña. Podría comenzar con las hormonas para alinearme más conmigo mismo, o esperar, hacer la transición social y seguir compitiendo en un equipo de natación femenino. Me decidí por lo último», dijo para The New York Times.

Es este caso aunado al de Thomas el que reaviva el intenso debate sobre el supuesto derecho que tienen las personas transgénero al participar en competiciones hechas para su sexo opuesto, teniendo éstos grandes ventajas en las disciplinas.

El descontento de los familiares de las competidoras se hizo presente una vez más debido a la presencia de Thomas en deportes femeninos haciendo un llamado a la Asociación Nacional Deportiva Universitaria para que se tomen medidas justas sobre el caso.

Las mismas compañeras de Thomas iniciaron una petición para cambiar las reglas y no permitir que mujeres trans compitan en deportes femeninos, e incluso estuvieron a punto de realizar un boicot en la más reciente competición pero decidieron desistir para no ser llamadas “transfóbicas” y así ser llevadas a la expulsión de otras competencias.

Por otro lado, la Universidad de Pensilvania y la Ivy League han mostrado siempre su apoyo a causas LGBT “siguiendo lineamientos de la NCAA”.

La situación que procede sobre todo este caso es producto de las políticas a favor de la comunidad gay impulsadas por el presidente Biden y sus administradores, quienes han dado prioridad a estas personas sin importar que carezca de justicia las decisiones.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here