Recientemente se aprobó un proyecto de ley en Dakota del Sur, donde se prohíbe realizar abortos de bebés con síndrome de Down…
Kristi Noem, gobernadora de Dakota del Sur, fue quien dio el sello aprobatorio para el primero de varios proyectos pro-vida que hay en el estado, el cual se basa en proteger la vida del no nacido con esta patología a partir de un diagnóstico.

El proyecto de ley 1110 de la Cámara de Representantes comprende que las entidades, clínicas o personas que se sometan a este procedimiento aun teniendo la confirmación de la patología serán sancionadas; una exención de ella existe a partir de ser peligroso para la vida de la muerte.
«Cualquiera que viole esta sección es culpable de un delito de Clase 6. No se puede imponer ninguna sanción contra la mujer a la que se le practica o intenta realizar el aborto», dice la ley.
Sobre esta ley, la gobernadora Noem, habló sobre la importancia de la vida que ha dado Dios a cada persona, incluidas aquellas que nacen con esta condición.

«Dios nos creó a cada uno de nosotros y nos otorgó a todos el derecho a la vida. Esto es cierto para todos, incluidos los que tienen un cromosoma extra», dijo.

Asimismo, Noem habla de la expectativa que tiene con ver el reconocimiento de las vidas prematuras por parte de la Corte Suprema de EE.UU.

«Hasta que llegue ese momento, me complace firmar una prohibición del aborto para un niño antes de nacer, solo porque ese niño ha sido diagnosticado con síndrome de Down, así como varios otros proyectos importantes pro-vida», expresó.

Como esta, otros proyectos también fueron aprobados dentro del estado, los cuales prohíben realizar contratos que obliguen a realizar abortos, otro que permite incluir dentro del lenguaje que «un feto es un ser humano no nacido» y por último, uno que le pide a todas las clínicas brindar información sobre los procedimientos de reversión del aborto.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here