Cae una red que regularizaba a inmigrantes como falsos empleados del hogar

0

Se ha denunciado a otras 17 personas acusadas de cobrar hasta 3.000 euros por ofrecerse como falsos empleadores.

La Policía Nacional ha detenido a seis personas en una operación que ha permitido desarticular una red que ganó unos 320.000 euros cobrando hasta 8.000 euros a decenas de inmigrantes para regularizar su situación y obtener prestaciones económicas con falsos contratos como empleados del hogar.

Según ha informado este miércoles la Policía, además de los detenidos, entre los que figuran los máximos responsables y captadores de la red, que operaba desde Sant Cugat del Vallès (Barcelona), en la operación se ha denunciado a otras 17 personas acusadas de cobrar hasta 3.000 euros por ofrecerse como falsos empleadores de estos extranjeros no comunitarios sin papeles.

La Policía Nacional se puso tras la pista de esta organización en enero de 2020, cuando se descubrieron una cuarentena de expedientes de solicitud de autorización de residencia por circunstancias excepcionales, en su mayoría para personas procedentes de Pakistán, pero también de Marruecos, que presentaban indicios de poder ser fraudulentos.

En concreto, según la Policía, los expedientes correspondían a ciudadanos extranjeros en situación irregular en España desde hace años, que residían en Barcelona y su corona metropolitana y que presentaban un contrato laboral y una oferta de trabajo como empleado del hogar.

Los casi 40 expedientes bajo sospecha estaban tramitados por una misma persona con un despacho profesional en Sant Cugat del Vallès, que trabajaba como una asesoría para este tipo de servicios.

Tirando del hilo, los investigadores de la Policía descubrieron que detrás de esta trama se encontraba un grupo de seis personas, con vínculos laborales o de amistad, entre los que figuraban los tres cerebros de la red y otras tres personas dedicadas a captar clientes entre sus compatriotas.

En concreto, los captadores contactaban con inmigrantes en situación irregular, dispuestos a endeudarse y vender sus propiedades en sus países de origen para obtener el permiso de residencia en Europa.
Pagos de hasta 8.000 euros

Según la Policía, la mayoría de los inmigrantes, que pagaron hasta 8.000 euros a la red, estaban convencidos de que detrás de la oferta se encontraba una oferta real de trabajo, ya que no abonaban el dinero hasta que el expediente se resolvía a su favor.

Para poder tramitar los expedientes, la trama captaba también a falsos empleadores, de los que se ha identificado y denunciado por el momento a 17 vecinos de Sant Cugat y Cerdanyola, que supuestamente cobraron hasta 3.000 euros por ofrecerse a contratar a los extranjeros, que en ningún caso llegaron a trabajar para ellos.

Una vez obtenido el permiso de residencia y figurar durante dos meses de alta en la Seguridad Social, se daba de baja al trabajador para no tener que hacer frente a los pagos de cotizaciones de la Seguridad Social por un trabajo que nunca llegaban a desempeñar y por el que tendrían que haber permanecido dados de alta al menos durante un año.

Los miembros de la red detenidos están acusados de los delitos de falsedad documental, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y pertenencia a organización criminal, mientras que a los 17 denunciados por cobrar a cambio de ofrecerse falsamente a contratar a los inmigrantes como empleados del hogar se les atribuyen los de falsedad documental y contra los derechos de los extranjeros.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here