Con ‘Un Día Sin Latinos’ arranca en Milwaukee una jornada en apoyo a la ciudadanía para indocumentados

0

Más de 150 negocios cierran sus puertas este lunes en Milwaukee (Wisconsin) en la primera jornada de “Un Día Sin Latinos”, huelga que busca presionar a los demócratas del Congreso para que incluyan un camino a la ciudadanía en el paquete de reconciliación del presupuesto.

Más de 150 negocios cerrarán sus puertas este lunes en Milwaukee (Wisconsin) en la primera jornada de “Un Día Sin Latinos”, huelga que busca presionar a los demócratas del Congreso para que incluyan un camino a la ciudadanía en el paquete de reconciliación del presupuesto.

“Este lunes 11 de octubre, el Día de los Pueblos Indígenas, miles de trabajadores esenciales inmigrantes latinos y sus familias participarán en Un Día sin Latinos e Inmigrantes”, dijo a Univision Noticias Christine Neuman-Ortiz, directora ejecutiva de Voces de la Frontera.
“Será un día sin trabajo, sin escuela, sin compras, para demostrarles al presidente (Joe) Bidem, a la vicepresidenta (Kamala) Harris y los demócratas en el Congreso la importancia de los inmigrantes para nuestra economía, especialmente durante esta pandemia, como trabajadores, dueños de empresas pequeñas y consumidores”, agregó.

La huelga fue organizada a fines de la semana pasada tras la segunda respuesta negativa de la principal asesora del Senado (Parlamentarian), Elizabeth MacDonough, de incluir una vía de legalización para millones de indocumentados en el paquete de reconciliación del presupuesto para el año fiscal 2022.

El 30 de septiembre MacDonough dijo en un correo electrónico enviado a un panel de asesores legislativos, que la segunda propuesta presentada, relacionada con modificaciones a la Ley de Registro, “nuestro análisis de este tema es en gran medida igual que la propuesta de LPR (residencia legal permanente para 8 millones de indocumentados)” presentada en primera instancia y que fue rechazada el 19 de septiembre.

“Si bien esta propuesta de registro no es una política de inmigración completamente nueva, aún se distingue del texto de PRWORA (Personal Responsibility and Work Opportunity Reconciliation Act of 1996) en que es un ajuste de estatus a través de una enmienda a la INA (Ley de Inmigración) y no es independiente de los diversos programas de beneficios del gobierno”, agregó.
La convocatoria

“Fue precisamente a raíz de la segunda negativa que organizamos las huelgas”, dijo Neuman-Ortiz.
“Sentimos que los demócratas quieren ignorar el sacrificio y el aporte de los inmigrantes durante la pandemia”, indicó.

La directora de Voces de la Frontera explicó además que “si ellos “los demócratas) no entienden que, si rompen la promesa de una reforma migratoria bajo este gobierno, será la segunda vez (la primera fue durante el gobierno de Barack Obama entre el 2009 y el 2017). Y será muy difícil convencer a nuestra gente que salga a votar nuevamente por ellos. Simplemente la gente no les va a creer en las próximas elecciones”, advirtió.

La activista dijo además que “por eso nos estamos levantando. Tenemos que hacerlo como en el 2006, cuando llevamos las calles en varias ciudades para rechazad el proyecto republicano HR 4437, que criminalizó la estadía indocumentada”.

Las marchas de 2006 evocadas por Neuman-Ortiz sacudieron la Casa Blanca de George W. Bush y el Congreso, obligando al Senado a aprobar una reforma migratoria que luego, cuando iba a ser armonizada por medio de un Comité de Conferencia, fue desestimada por los republicanos por razones, dijeron, “de seguridad nacional”.

Tras la aprobación del proyecto de ley HR 4437 en diciembre de 2005, en marzo de 2006 el Senado, controlado por los demócratas, aprobó una iniciativa que incluyó una vía de legalización para millones de indocumentados. Ocho años después, en junio de 2013, el Senado volvió a aprobar una reforma migratoria, pero el esfuerzo se detuvo nuevamente en la Cámara de Representantes, controlada por los republicanos.

A la huelga de este lunes en Miwaukee se suman más de 150 negocios latinos y el martes habrá una jornada similar en Chicago (Illinois) y luego en Miami (Florida), dijeron los organizadores.

“Tenemos que asegurarnos de que el liderazgo demócrata del Congreso y la Casa Blanca no abandone la promesa”, insiste Voces de la Frontera.
“Si no hacemos algo para nos mismos, vamos a perder todo el progreso conseguido hasta ahora”, reitera Neuman. “Creemos que sí hay un camino y no vamos a dejar que nos engañen. Los líderes demócratas y el presidente pueden hacerlo, nosotros estamos esperanzados en que lo harán”.

La huelga de este lunes incluye una marcha por las principales calles de Milwaukee y una concentración frente al Edificio Federal “donde culminaremos con una manifestación”, dice Neuman.

Las jornadas se llevarán a cabo de forma escalonada hasta el 31 de octubre. La activista dijo que tanto la vicepresidenta Kamala Harris como el presidente Biden “nos prometieron la legalización de los indocumentados y sus familias en el primer año de presidencia. Eso es lo que estamos recordándoles con esta huelga”.
Relacionados
Desde correos hasta promesas de ‘green card’: las principales estafas en la lotería de visas
Desde correos hasta promesas de ‘green card’: las principales estafas en la lotería de visas
Pasos previos

El pasado 18 de marzo la Cámara de Representantes aprobó dos proyectos de ley que incluyeron un camino a la ciudadanía para dreamers, titulares del Estatus del Estatus de protección Temporal (TPS), trabajadores esenciales y trabajadlres agrícolas.

Ambos proyectos otorgaban una residencia provisional por 10 años al término de los cuales los beneficiarios podían acceder a una residencia legal permanente (Green Card). Cinco años más parte serían elegibles para tramitar la ciudadanía por naturalización.

Ambos proyectos se detuvieron en el Senado donde se requieren 60 votos. Tanto demócratas como republicanos tienen 50 votos cada uno y el empate lo rompe el voto de la vicepresidenta Harris.

Ante el rechazo republicano, los demócratas utilizaron el paquete de reconciliación del presupuesto, una herramienta legislativa que permite aprobar leyes con el voto de la mayoría simple (51) e incluir la legalización de indocumentados. Pero necesitan la aprobación de la Parlamentarian.

Tras el segundo rechazo surgió un Plan C basado en desestimar la opinión de MacDonough, una opción que requiere los 50 votos demócratas.

Fuentes legislativas conocedoras de las negociaciones y que pidieron el anonimato, dijeron a Univision Noticias que los demócratas no tienen asegurados los 50 votos para el Plan C debido al rechazo de los senadores Joe Manchin (West Virginia) y Kyrsten Sinema (Arizona).

Neuman-Ortiz reconoce las dificultades. “Nosotros seguiremos adelante exigiendo el pago de la promesa de campaña del presidente”, dijo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here