El Salvador es el primer país del mundo en usar el bitcoin como segunda moneda oficial

0

A principios de junio pasado, el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, expresó su intención de hacer el bitcoin una moneda de intercambio en su país. Este martes, tres meses después, el país la usa como moneda de curso legal, lo que convierte al país centroamericano en el primero del mundo en utilizar esta forma de pago.

El lunes, previo a la entrada en vigor de la medida, el gobierno informó de la compra de 400 monedas de bitcoin a un precio de $51,923.8 cada una, lo que equivale a $20.7 millones de dinero público para incorporar la divisa digital a la economía nacional.

Según se sabe, el gobierno de Bukele tiene la intención de gastar al menos $205 millones para adquirir bitcoins e incorporarlas a la economía como una forma de pago en cualquier negocio.

La legislación aprobada el mismo mes de junio, en solo 72 horas, estableció que los agentes económicos están obligados a aceptar la criptomoneda, pero no solo eso, todos los precios de los productos y servicios en el país a partir de ahora deben expresarse en dólares y bitcoin.

¿CÓMO SE PAGARÁ?
El gobierno salvadoreño informó que será a través de aplicaciones o ‘wallets’ como se pagará en los comercios.

La aplicación que desarrolló el gobierno se llama ‘Chivo’. Con esa app se podrá escanear un código QR con el que, desde el teléfono, se realizará cada transacción.

Castañeda indica que el gobierno decidió agregar un saldo inicial de $30 a quien decida bajar la aplicación. “Es un saldo de bienvenida que igual saldrá de los impuestos de la población”.

El gobierno también decidió instalar cajeros automáticos en diferentes zonas del país donde la gente podrá ir a sacar dinero sin que se le cobre comisión.

ENVÍO DE REMESAS
El gobierno de El Salvador ha expresado que el uso de bitcoin para enviar remesas podría reducir enormemente ese coste de envío, lo que supondría un gran ahorro para las familias de bajos ingresos.

Las autoridades han dicho que desde Estados Unidos se podrá descargar y usar ‘Chivo’ y podrán realizarse las transacciones de envíos de dinero.

No obstante, Castañeda asegura que será dinero público el que pague esos servicios porque se mantiene la necesidad de que sea un intermediario el que transfiera el dinero de un lugar a otro.

“En el caso de ‘Chivo’ saldrían de los recursos públicos”, apuntala.

Las remesas de los salvadoreños que viven en el extranjero representan alrededor de una quinta parte del producto interior bruto del país (6,000 millones de dólares), y empresas como Western Union y Moneygram obtienen grandes beneficios de la entrega de las cantidades enviadas, en su mayoría pequeñas.

DESACUERDO GENERAL
Una encuesta de la Universidad Centroamericana (UCA), publicada por el Diario de Hoy de El Salvador mostró que 7 de cada 10 salvadoreños no quiere usar la criptomoneda. Incluso se tienen planeadas manifestaciones para frenar el uso de la aplicación.

En opinión de Castañeda hasta el momento no se visualiza un beneficio real para la población en general por el uso del bitcoin, sobre todo en un país que no llega al 40% de su población bancarizada.

“Es sumamente complejo encontrar un beneficio concreto para la población. Primero porque el costo de esto lo va a pagar toda la población aún cuando no use bitcoin”, enfatiza.

“Doscientos tres punto tres millones de dólares es el costo inicial que se ha tomado del presupuesto público, que por cierto se aprueba en un contexto que se le ha recortado recursos al Ministerio de Educación y al de Salud. Aún cuando la gente no vaya usar el bitcoin, lo tendrá que pagar con sus impuestos”, aseguró.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here