¿Las escuelas con más estudiantes de bajos ingresos tienen tasas más altas de aprendizaje en persona? Los datos dicen sí y no

0

La pandemia de coronavirus ha puesto en primer plano los problemas de desigualdad , no solo en las conversaciones sobre cómo el virus afecta a personas de diferentes orígenes , sino también en las conversaciones sobre la adaptación de la educación durante una crisis de salud.

Si bien muchos estudiantes han regresado a la escuela para recibir instrucción en persona desde el inicio de la pandemia, otros han optado por seguir participando en el aprendizaje virtual. Pero, ¿por qué las familias y los estudiantes toman estas decisiones?

En los sistemas de las escuelas públicas del condado de Goochland y de las escuelas públicas del condado de Powhatan , el 100% de las escuelas que reciben fondos del Título I tienen un porcentaje más alto de estudiantes que han regresado a la escuela para recibir instrucción en persona.

Los fondos del Título I brindan asistencia financiera a través de agencias educativas estatales a divisiones escolares y escuelas públicas con un alto número o porcentajes de niños de familias de bajos ingresos para ayudar a garantizar que todos los estudiantes cumplan con los estándares de rendimiento académico. Según el Departamento de Educación de Virginia (VDOE) , las escuelas que inscriben al menos al 40% de los estudiantes de familias de bajos ingresos, o las escuelas que han recibido una exención de elegibilidad para toda la escuela, son elegibles para usar los fondos del Título I para programas de toda la escuela que están diseñados para actualizar programas educativos para todos los estudiantes, particularmente los estudiantes de menor rendimiento.

Con esto en mente, los fondos del Título I son un punto de referencia para determinar los ingresos y recursos familiares de los estudiantes en un distrito escolar.

La preocupación es que las familias con estudiantes en las escuelas de Título I pueden estar enviando a sus hijos de regreso para el aprendizaje en persona, no porque sea su elección, sino porque es la única opción factible.

n noviembre de 2020, VDOE encuestó a las divisiones escolares en todo el estado libre asociado sobre las barreras que enfrentan con el aprendizaje remoto. Aunque el mayor desafío informado fueron las malas calificaciones de los estudiantes, el segundo problema más importante fue el acceso de los estudiantes a Internet confiable.

De hecho, según datos de la Oficina del Censo de EE. UU. De 2015 a 2019 , el 90,8% de los hogares en el condado de Goochland tienen una computadora y el 83,2% de los hogares del condado tienen una suscripción a Internet de banda ancha. En el condado de Powhatan, el 94,4% de los hogares tiene una computadora y el 89,5% de los hogares tiene una suscripción a Internet de banda ancha.

Comparativamente, los datos de la Oficina del Censo de EE. UU. De 2015 a 2019 muestran que el 92% de los hogares en el condado de Henrico tienen una computadora y el 86,2% de los hogares tienen una suscripción a Internet de banda ancha. En el condado de Chesterfield, el 94,6% de los hogares tiene una computadora y el 90,1% de los hogares tiene suscripción a Internet de banda ancha.

Aunque la encuesta de VDOE expresó la preocupación de los residentes de Virginia sobre el acceso a la tecnología, esto no parece ser un factor determinante importante en si las familias enviarán a sus hijos de regreso a la escuela para el aprendizaje en persona o dependerán de la instrucción remota. Los datos de la Oficina del Censo de los EE. UU. Sobre el acceso a computadoras e Internet en los condados de Chesterfield, Goochland, Henrico y Powhatan son similares en todos los ámbitos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here