Nuevas normas de deportación de ICE tras abandonar la política de ‘tolerancia cero’ de Trump

0

El jefe de la Oficina Legal Principal (OPLA) de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) envió al personal y agentes de la dependencia un memorando con el nuevo protocolo elaborado por orden de Biden. La norma pide considerar la edad, el tiempo de permanencia, estado de salud y familia antes de deportar a un inmigrante con o sin papeles de permanencia en EEUU.

La agencia federal que durante el gobierno anterior estuvo al frente de la fuerza nacional de deportaciones, recibió una nueva guía que norma la actuación de sus abogados en los procesos de expulsión.

Las nuevas instrucciones se encuentran en un memorando de 13 páginas fechado el 27 de mayo y que fue firmado por John Trasviña, consejero legal principal de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

El reglamento deja de lado la controvertida política de ‘tolerancia cero’ impulsada bajo el gobierno de Donald Trump y abre paso a una nueva era, la de Joe Biden, basada, explica, en valores distintos y que otorgan una mayor discrecionalidad a los fiscales en “todas las fases” del proceso de deportación.

El reglamento fue elaborado en cumplimiento a la Orden Ejecutiva 13993 firmada por Biden el 20 de enero, cuando tomó posesión del cargo, decreto por medio del cual ordeno “revisar las políticas y prioridades para el gobierno respecto a la aplicación de las leyes de inmigración”, se lee en el documento.

Cuáles son las prioridades de deportación
Las prioridades de Biden, determinadas el 20 de enero, se basan en tres grupos: seguridad nacional, fronteriza y pública. Y prioriza aquellos no ciudadanos que han cometido delitos graves, pero cada uno de ellos visto ‘caso por caso’.

Trump, en cambio, decretó que la presencia indocumentada (ilegal bajo sus principios) constituía una amenaza a la seguridad pública y nacional de Estados Unidos.

Pero Trump fue un paso más allá. Los objetivos de su políticas migratoria también fueron impuestos tanto a fiscales del Departamento de Justicia como a los abogados de ICE con el objetivo de hacer de los juicios de deportación en una parte clave de la maquinaria de expulsiones, llegando incluso a no permitir durante el debido proceso ninguna acción por parte de la defensa que entorpezca el objetivo único del juicio: deportar al extranjero ilegal.

El nuevo reglamento, en cambio, instruye a abogados y personal que participa en el proceso de deportación, utilizar la discrecionalidad “cuando corresponda (…) para preservar los recursos gubernamentales limitados, lograr resultados justos y equitativos en casos individuales y promover la misión del Departamento (de Seguridad Nacional) de administrar y hacer cumplir las leyes de inmigración de los Estados Unidos de una manera inteligente y sensata que promueva la confianza pública”.

Es decir, el objetivo de un juicio de deportación no es expulsar aceleradamente a un extranjero, sino hacer justicia en el caso que enfrenta en función de los cargos formulados.

Prioridades de deportación de Biden
En enero el DHS anunció, con efecto inmediato, cuatro categorías de prioridades de deportación, siendo estas:

· Prioridad 1. Seguridad nacional. Un agente de seguridad nacional puede presumir que un no ciudadano es prioridad de deportación si:

o Él o ella ha participado o es sospechoso de participar en actos de terrorismo o relacionados con actividades terroristas;

o Él o ella se ha involucrado o es sospechoso de participar en actividades de espionaje o relacionadas con actividades de espionaje; o

o Su aprehensión, arresto o custodia es necesaria para proteger la seguridad nacional de Estados Unidos.

· Prioridad 2. Seguridad fronteriza. Un agente de seguridad nacional puede presumir que un no ciudadano es prioridad de deportación si:

o Fue detenido en la frontera o en un puerto de entrada mientras intentaba entrar ilegalmente a Estados Unidos a partir del 1 de noviembre de 2020; o

o él o ella no estuvo físicamente presente en Estados Unidos antes del 1 de noviembre de 2020.

· Prioridad 3. Seguridad pública. Un agente de seguridad nacional puede presumir que un no ciudadano es prioridad de deportación si:

o Representa una amenaza para la seguridad pública y;

o Él o ella ha sido condenado por un delito grave según se define en la sección 101 (a) (43) de el INA; o

o Ha sido condenado por un delito por el que estuvo activa participación en una pandilla criminal callejera, como se define en 18 U.S.C. § 521 (a) no menor de 16 años y participó intencionalmente en un crimen organizado pandilla u organización criminal transnacional para promover la actividad ilegal de la pandilla u organización criminal transnacional.

Prioridades de deportación de Trump
El 25 de enero de 2017 el entonces presidente Donald Trump estableció las siguientes prioridades de deportación:

1. Quienes hayan sido condenados por cualquier delito;

2. Quienes hayan sido acusados de cualquier delito, cuando dicho cargo no haya sido resuelto;

3. Quienes hayan cometido actos que constituyen un delito penal imputable;

4. Quienes hayan incurrido en fraude o tergiversación deliberada en relación con cualquier asunto oficial o solicitud ante un organismo gubernamental;

5. Quienes hayan abusado de cualquier programa relacionado con la recepción de beneficios públicos;

6. Quienes estén sujetos a una orden final de deportación, y no hayan cumplido con su obligación legal de abandonar Estados Unidos; o

7. Quienes a juicio de un funcionario de inmigración supongan un riesgo para la seguridad pública o la seguridad nacional.

Cambio de tolerancia
A partir de ahora, los esfuerzos de ejecución y remoción implementados por ICE deberán ser “justificados” y en cada caso bajo “circunstancias adecuadas”.

Es decir, en los procesos de deportación de inmigrantes indocumentados o no ciudadanos, término recomendado por la Casa Blanca a partir de enero, los abogados de ICE deben tener a mano las siguientes capacidades de discrecionalidad para decidir:

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here