Las dos niñas ecuatorianas arrojadas al lado estadounidense del muro que separa a este país de México ya no están bajo custodia de la patrulla fronteriza.

Las pequeñas pasaron a estar a cargo del Departamento de Salud y Servicios Humanos, que se ocupa de resguardar a los niños inmigrantes no acompañados.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here